Los males que azotan a nuestras naciones, en gran parte son causados por los gobernantes que las dirigen. Que obviamente, los vot贸 el 鈥減ueblo鈥 (Enti茅ndase masa controlada por sistemas manipuladores de marketing, subyugadas econ贸micamente y encerradas en la ignorancia, para ser m谩s f谩cilmente manipulables). Ni que hablar del instrumento casi perfecto de manipulaci贸n que son las redes sociales. Recordemos el esc谩ndalo de Cambridge Anal铆tica y sus manipulaciones del Brexit y varias elecciones presidenciales. Que simplemente fueron unos de los tantos 鈥渟ocios鈥 de Facebook.

Recientemente la cient铆fica de datos Frances Haugen, ex gerente de productos de Facebook, denunci贸 algo que en realidad hemos escuchado ya bastante: Que la red social incita la violencia y el odio contra otros para poder vender m谩s. Es ese un mecanismo que todo l铆der sic贸pata siempre us贸: 鈥淗ay que tener un enemigo odiado, as铆 todos se unen bajo mi bandera y me siguen ciegamente鈥. Son estas redes sociales las que finalmente tienen m谩s poder real que cualquier l铆der mundial, incluido Trump que fue silenciado por Twitter.

Pero usar la palabra 鈥渟ic贸pata鈥 para hablar de los l铆deres pol铆ticos que nos gobiernan, 驴no es simplemente un insulto apasionado? No. Es una descripci贸n t茅cnica. 驴Cu谩les son entonces esas caracter铆sticas? El deseo de poder como un fin de todas las acciones; egocentrismo (b煤squeda 煤nicamente del propio beneficio y desinter茅s por el bien com煤n); necesidad de satisfacci贸n personal (muchas veces extravagentes); encanto superficial y seducci贸n de los dem谩s fingida; finge ternura y simpat铆a, pero no tiene ninguna empat铆a con el sufrimiento de los dem谩s, no puede entenderlo ni sentirlo; necesidad de controlarlo todo hasta el detalle. Se agolpan en nuestra memoria los rostros de tantos pol铆ticos actuales!

Robert Greene, en su libro 鈥淟as 48 reglas del Poder鈥, analiza las acciones y ense帽anzas de los gobernantes m谩s famosos de la historia, y algunos ide贸logos: La reina Isabel de Inglaterra, Napole贸n, Machiavelo, Sun-Tzu (el del arte de la guerra). Parece un manual de c贸mo convertirse en un sic贸pata. Ac谩 van algunas de las m谩s escalofriantes: 鈥淗aga que los dem谩s dependan de usted; disimule sus acciones; busque llamar la atenci贸n a cualquier precio; mu茅strese como un amigo pero act煤e como un esp铆a; no conf铆e demasiado en sus amigos y aprenda a utilizar a sus enemigos; casi todo depende de su prestigio, defi茅ndalo a muerte; peligro de contagio: evite a los perdedores y desdichados; logre que los dem谩s trabajen para usted, pero nunca les deje llevarse los laureles; aplaste por completo a su enemigo, act煤e como rey para ser tratado como tal; finja candidez para atrapar a los c谩ndidos; juegue con la necesidad de la gente de tener fe en algo par conseguir seguidores incondicionales;  etc.鈥 隆Parecen salidas de la boca del demonio arengando a sus secuaces a hacer guerra a los seguidores de la caridad de Cristo!

Algunos sic贸logos prefieren usar la palabra soci贸pata para estos casos generales, y reservar la palabra sic贸pata para el que es incluso capaz de matar para alcanzar el poder. Pero ante el crimen del aborto aprobado, e impulsado, incluso por pol铆ticos que dicen 鈥渆n lo personal estoy en contra del aborto, pero es un derecho鈥 y quieren 鈥渁brir el debate鈥. 驴Qu茅 calificativo merece el que entrega millones de compatriotas (en el vientre de la madre) a la muerte, por llenar sus bolsillos con el dinero de sangre de las multinacionales abortistas como Planned Parenthood?!! C贸mo no llamar as铆 al que mantiene a su patria sin educaci贸n, sin obras p煤blicas b谩sicas (agua, cloacas, electricidad, viviendas, caminos, canales de desag眉e para evitar inundaciones, etc.) y por debajo el 铆ndice de pobreza?! Cuando todo esto ser铆a evitable y mejorable, si el fin 煤ltimo de los gobernantes no fuese el abrazar todo el dinero y poder posible.

驴C贸mo hemos llegado a ser controlados por sic贸patas? Dice el fil贸sofo Peter Kreeft, que un pueblo entrega su libertad a un tirano para no tener que sufrir la molestia de tomar sus propias decisiones y trabajar por su destino. Y comentaba recientemente Juan Manuel de Prada que:

鈥 脥ntimamente sabemos que tales monstruos 鈥揳unque nos repitan hasta la extenuaci贸n que est谩n determinados por un c贸digo gen茅tico que los configura fatalmente鈥 son hijos de un determinado clima social y espiritual. Y ese clima que contribuye a la floraci贸n de caracteres psicop谩ticos es el que promueve nuestra 茅poca, con sus nuevas formas de vida desvinculadas y artificiosas, con su abandono de Dios, con su negaci贸n de los frenos morales, con su dependencia tecnol贸gica, con su solipsismo incapaz de ver en el pr贸jimo otra cosa que no sea un instrumento para la satisfacci贸n de sus intereses ego铆stas. Los psic贸patas鈥 son nuestros semejantes, nuestros hermanos, hijos de las fuentes envenenadas de las que todos bebemos con fruici贸n.鈥

驴Qu茅 actitud tomar ante un sic贸pata? Dice el Dr. Marietan, autor de varios libros sobre el tema, que s贸lo hay dos posibilidades: huir o atacar. Nunca 鈥渁costumbrarse鈥. No aliento la fuga de cerebros, gente que podr铆a ayudar a sacar el pa铆s adelante, y en cambio decide irse a otro pa铆s, para sacar al menos su familia adelante. No la aliento, pero s铆 la comprendo, y tengo muchos amigos que se han visto en tales aprietos y no han tenido otra opci贸n. Creo que es mejor atacar. No me refiero a la violencia, si no a la acci贸n, ordenada, sistem谩tica, planeada a largo plazo, pero diaria. Hagamos nosotros nuestra parte desde el lugar que nos toca: al que Dios llama a la pol铆tica, que ponga las manos en el arado, y no se contente con un cargo bajo, que luche por llevar a Cristo a todas las decisiones pol铆ticas. Participemos en marchas. Y por favor! No repitamos el slogan liberal de 鈥渆n la mesa no se habla de religi贸n ni de pol铆tica鈥. Entonces, a qu茅 parte de la casa hay que ir para hacerlo? Porque si no forman a sus hijos sobre qu茅 pensar respecto a la fe y a la pol铆tica, los deformar谩n las redes y los medios de desinformaci贸n.

Y a todos nos llama Dios a ense帽ar la Fe cat贸lica, porque s贸lo evangelizando y logrando la conversi贸n de las almas y del pa铆s, se genera un clima donde no pululan los sic贸patas, donde no pueden manipular a nadie.

Por 煤ltimo, rezando a nuestra Santa Madre Protectora por nuestra Patria, a diario. Que es algo que siendo la soluci贸n principal, todos damos por descontado y poqu铆simos la ponen en pr谩ctica. 隆Que viva la Virgen y que viva la Patria!

P. Gonzalo Via帽a, MC